18.1.05

De locos



Parece que el tema de la violencia doméstica o de género (?) se iba a solucionar con la ley al efecto que nuestros inteligentísimos legisladores raudamente se apresuraron a elaborar. Pués no, va a ser que no.

Seguimos como siempre; una o dos muertes por semana.

Parece que ellos no sabian que matar estaba ya prohibido, o que con prohibirlo más iban a conseguir algo positivo.

Estamos ante la ecuación de primer grado que tanto gusta a los políticos; Problema-hago ley-solución. Lástima que no funcione.

Casos como este, no matarás, que están hasta en las leyes no escritas, son un buen ejemplo de como el intervencionismo cree tener la solución para todo.